En el mundo empresarial e institucional que hoy vivimos, escuchamos sobre la importancia y necesidad de realizar mejoras e innovación (pequeñas, grandes, continuas o discontinuas), así como la relevancia de involucrar a todo el personal desarrollando estructuras y una cultura organizacional que promueve la toma de decisiones en todos los niveles en forma rápida generando valor.

Para esto, es sustantivo el entender que existen diferentes enfoques para mejorar y transitar de un estado actual a un estado deseado y correctoEl efonque de solución de problemas y el enfoque hacia los logros y la innovación.

Enfoque de Solución de Problemas – KAIZEN

“KAIZEN” que en el idioma japonés significa mejorar o cambiar hacia el destino correcto o mejorar para bien, muchas organizaciones implantan sistemas que buscan reducir lo que no se desea a través de este enfoque, utilizando las siguientes formas de implantación:

  • Equipos de mejora

  • Círculos de calidad

  • Proyectos de Six Sigma

  • Lean

  • Análisis de los accidentes

  • Equipos de mantenimiento productivo

  • Mejoras ergonómicas

  • 8D´s entre otros formatos.

Suscríbete a nuestro boletín y recibe más información
Suscríbete y te mantendremos informado de los nuevos contenidos y de la información que te puede interesar
Nombre:*
Email:*

Enfoque de logros – KAKUMEI o KAIRYO

Pocas organizaciones conocen que también se puede mejorar y cambiar con el enfoque de logros conocido como “KAKUMEI” o “KAIRYO” que en japonés significan: Revolución y cambio respectivamente, donde más que reducir lo indeseable, se busca construir lo deseado. En este enfoque se aplican los siguientes  modelos: 

  • Rediseño de procesos o reingenierías

  • Arquitectura de procesos y sistemas

  • Desarrollo de nuevos productos

  • Equipos para la innovación, entre otros.

El gran reto no es tan solo el mejorar o innovar, si no el conocimiento y la competencia de los líderes de todos los niveles en la organización para conocer los diferentes formatos y modelos para la mejora y el cambio que les permitan diseñar sistemas y estructuras para la ejecución de diversos tipos de proyectos individuales y colectivos, de rápida implantación o larga duración y análisis de datos, asimismo diseñar los sistemas de reconocimiento para todo el personal donde cada mejora cuenta y es incentivada formalmente.

En México se dice: “Depende del Sapo es la pedrada” pero en la realidad, las empresas implantan modelos de mejora que pretenden ser todo poderosas resolviendo con un solo esquema todo tipo de problemas. Por ejemplo, buscan resolver todo con Equipos de Mejora o proyectos Six Sigma, o bien consideran que solamente con aplicar los pasos para la solución de problemas (i.e. método analítico) es suficiente para todo tipo de mejoras.

Este razonamiento es más bien “Para todos los sapos, la misma piedra”. Y lo notamos por ejemplo, con empresas que solo hacen equipos de mejora que se reúnen 1 vez por semana y resuelven 2 temas por año por equipo y tratan de implantar cualquier tipo de mejora solamente con este formato de trabajo colectivo.

Sin embargo, existen muchas otras empresas que tienen equipos de mejora, esquemas de mejoras rápidas, eventos Kaizen, 5S con enfoque de mejoras, proyectos individuales, entre otros y que dependiendo del tipo de mejora a realizar, definen el modelo a seguir y asignan responsables diligentemente.

Kaizen 5s

En este sentido, es importante resaltar la importancia de las empresas e instituciones de implantar sistemas de mejoramiento e innovación en función de su realidad y no suponer que si implantan un tipo de formato o modelo (e.g. manufactura esbelta, 5S, Six Sigma, entre otros) ya han implantado el sistema completo.

Debemos resaltar que es necesario implantar un sistema verdadero de mejoramiento e innovación, donde lo importante serán las iniciativas y posibles proyectos y en función de estos, el sistema determina el tipo de herramienta, el formato o modelo a aplicar y los responsables para que las soluciones se implanten en el tiempo más efectivo posible logrando un número significativo de mejoras cada año. Todas estas siempre alineadas a los objetivos empresariales o institucionales generando verdadero valor y desarrollo de todo el personal.

Cuando el Directivo supone que el reto es hacer mejoras piensa que es una responsabilidad de mandos medios y operativos, pero si entiende que hay que construir y administrar un sistema, lo asume como parte de su responsabilidad e indicadores y será el más entusiasmado de que se realicen KAIZEN y KAIRYO a lo largo y ancho de su organización.


Ricardo Hirata 

Consultor experto en Calidad y Mejora Continua. Director de Keisen Consultores.